Archivo de abril 7th, 2008

María Teresa Miras

UN EJEMPLO DE SABIDURÍA Y COMPROMISO

imagen2.gif

Una de las ponentes del ciclo de Ciencia y Tecnología del 10 de marzo titulado Las Mujeres Trabajan en Ciencia fue la fabulosa María Teresa Miras Portugal. Se trata de la directora del departamento de bioquímica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Experta en neurotransmisores, es la Presidenta de la Real Academia Nacional de Farmacia. Nacida en Carballino, Ourense, en 1948, esta Catedrática de Bioquímica fue secretaria científica de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular.

UNA MUJER TAMBIÉN DE LITERATURA

Esta mujer afirma que en su etapa de formación no se daba cuenta del cambio que estaba viviendo. Sólo cuando se acercaba a su momento triunfal en la ciencia, cuando tenía lo suficiente vivido como para poder echar la vista atrás, vio que pertenecía a una generación que experimentó cambios, como el de la introducción de la mujer en el mundo de la ciencia. Define muy bien la época a la que pertenece recordando la novela de Torrente Ballester Donde da la vuelta el aire. De ahí es de dónde ella viene, del momento en que da la vuelta el aire. Afirma ser una mujer de ciencias pero sus referencias durante el discurso a otros grandes literatos como Antonio Machado reflejan que su conocimiento no acaba en la ciencia misma, sino que abarca gran parte de otros campos. Se apoya en preciosas frases leídas o aprendidas y sabe aprovechar todo su significado para explicar lo que guarda dentro de sí. Como oradora ha sido capaz de dejar al auditorio con la boca abierta, ha sido capaz de trasladar su interior a los demás y hacer sentir.

EL PRECIO DE LA CULPA

Afirma que “la ciencia no es la verdad, pero es lo único que ayuda a combatir la ignorancia”. Y da un consejo a las mujeres que quieran introducirse en el mundo de la ciencia o conseguir alguna meta propuesta: “Hay que saber muy bien qué quieres y el precio que estás dispuesta a pagar por ello”. A pesar de toda la capacidad intelectual que demuestra tener María Teresa Miras ella ha pagado cierto precio porque tenía muy claro que quería investigar en la ciencia. Cuenta al público que ha criado a dos hijos y que en ocasiones se sentía culpable cuando les daba el biberón al tiempo que analizaba resultados que se traía del laboratorio. Con ello creía no estar prestándole el cariño que se merecían sus hijos y por ello le venía el sentimiento de culpa.

Mª Teresa Miras ha llegado a dónde quería y ha visto que al mismo tiempo ha podido criar a sus hijos. No se arrepiente de cómo ha compaginado su vida y quiere hacer ver al resto de las mujeres que no han de sentirse culpables cuando le dediquen más tiempo a su vida laboral o académica que a otros quehaceres que la sociedad ha adjudicado siempre a la mujer. Se trata de un sentimiento de culpabilidad que a los hombres no les sale del interior y deberían de sentir porque deberían de comprender que tareas como el cuidado de los hijos son imprescindibles para la construcción de una sociedad sana y con futuro, del tal manera que si ellos se implican en tal tarea, gracias a otras cualidades que poseen, pueden contribuir a que el resultado sea el mejor posible. Si hombres y mujeres se involucran en lo mismo, hay más variedad de cualidades, hecho muy positivo para el desarrollo óptimo de cualquier actividad, ya sea de tipo académico/laboral o social/familiar.

COMPROMISO

Mª Tersa Miras habla de las dificultades que la mujer se encuentra a la hora de tener éxito en el mundo de la ciencia. “El mundo está adaptado a los ritmos del hombre y tal vez porque no participamos tanto en esas relacionas sociales que forman el tejido que toma las decisiones, al final estamos en un mundo que no es el nuestro. Si una mujer tuviera que organizar una universidad, donde cada vez son más porque cada vez se paga menos, o en hospitales o en la enseñanza, que ocurre lo mismo, lo hubiera hecho de manera razonable, que también le hubiera servido al país. Por ejemplo, para poder tener hijos, que son futuro y los que tienen que pagar las pensiones, a lo mejor era bueno tener una guardería a la entrada del hospital o algo así.

Algo mucho más humano.” (Entrevista de El País a María Teresa Miras)

Afirma que una de las cualidades que mejor define a una mujer es el compromiso. Cuando un hombre se propone algo, hace promesas para alcanzar el éxito al igual que la mujer, pero la diferencia está en que un hombre alcanza sus propósitos y no siempre cumple sus promesas. Una mujer, por el mismo concepto que tiene de una promesa, siempre cumple con su palabra, con lo que se propuso en un estado inicial. Y una mujer lucha hasta el máximo para conseguir el resultado propuesto.

Mª Teresa Miras es un ejemplo a seguir, porque es la muestra de que es posible el éxito de la mujer en la ciencia. Es una mujer que experimentó el cambio, que se introdujo en la ciencia en un momento en que sólo los hombres estaban en este campo. Es una mujer que debe ser un ejemplo para las mujeres y también para los hombres debido a su compromiso con el campo científico al tiempo que hizo todo lo posible por compaginarlo con la tarea más humana de la sociedad: dar todo lo que sus hijos se merecían porque ellos eran el futuro.

Otros enlaces de interés:

http://www.ciencia2007.es/WebAC2007/TA_Entrevista_TeresaMiras.aspx

http://www.doymafarma.com/doyma/ctl_servlet?_p=doyma.farmacia&_c=Revista&_m=PresentaArticulo&_s=farmacia/FichaArticulo.jsp&id=13107668

http://www.sebbm.com/scripts/actual.asp?Id=70